Noticias 

De abandonada … a tener su propia familia. Una historia real

Poco podía imaginar Rosita que su vida fuera a dar un giro tan inesperado cuando su madre la echó de casa con sólo 12 años. La vida de Rosita era muy triste y llena de dolor. Rosita vivía con su madre, su padrastro y 4 hermanos. 

Para que cuidara de sus hermanos más pequeños, no la dejaban ir a la escuela, y después la enviaban a la calle a vender golosinas hasta altas horas de la noche. Era una niña maltratada física y psicológicamente. El 6 de junio de 2001 su madre no la dejó entrar en casa porque no había traído suficiente dinero. Rosita con lágrimas en los ojos se fue a la DEMUNA (Defensoría Municipal del Niño y Adolescente), y buscó a la Asistenta Social, quien conocía su situación y que sufría maltrato desde muy pequeña. Esta mujer dio aviso al Juez y éste le preguntó a donde quería ir; le dio tres opciones y entre ellas estaba la Casa Hogar”Arco Iris”. Y sin pensarlo dos veces, dijo: “Arco Iris”

 

La misma Rosita relata: “cuando llegué a la Casa Hogar me acogieron con amor y respeto. No sólo recibí casa, alimentación y educación, sino lo más importante que he recibido y conocido: el amor de Dios”. El 9 de octubre de ese mismo año entregó su vida a Dios y, juntamente con eso, decidió perdonar a todos los que le habían hecho daño. Así que “visité  a mi madre, y le dije: mamá perdóname si te he hecho daño; yo también te perdono por todo lo que me has hecho. Ella no respondió como esperaba, pero yo ya había hecho lo que Dios me pedía hacer, entonces empezó mi nueva vida y la restauración de DIOS en mi corazón”.

 

A lo largo de estos años hay versículos que la han acompañado y sostenido, como: "Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo, Dios me recogerá" (Salmo 27:10). "¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque ella se olvide yo nunca me olvidaré de ti. He aquí que en las palmas de mis manos te tengo esculpida" (Isaías 49:15-16a).

 

Rosita ha vivido 14 años en la Casa-Hogar, 2 de ellos en el plan de emancipación. Cumplió su anhelo más íntimo, estudiar. Y se ha graduado como enfermera. En la Casa Hogar ha desarrollado distintas responsabilidades, y ha estado trabajando como dependienta de la tienda Tejidos Turmanyé.

 

 “No pude tener el amor de mis padres biológicos, pero Dios me dio personas a quienes amo y respeto como a mis padres de corazón, mis tíos María y Jesús Espínola quienes cuidaron de mi y son una muestra del amor de Dios hacia mi vida. Ellos son los padres que Dios me dio y que ha dado a muchos de nosotros que hemos crecido con ellos.  Dios ha usado sus vidas para demostrarnos, una vez más, que no nos abandona y que su amor y misericordia siempre  nos acompañan.

 

“Durante los años que viví en la Casa Hogar he pedido mucho al Señor que me diera una familia y un esposo que me ame y respete, pero, sobre todo, que ame al Señor. Después de tantos años, Dios en su fidelidad y amor  me ha permitido conocer a un hombre maravilloso, que vino como voluntario a la Casa-Hogar, hace ahora 2 años.  Se llama Daniel y hace dos meses que nos hemos casado. Ahora soy bendecida con una grande y linda familia."

 

Nunca más te llamaran Desamparada, ni tu tierra se dirá mas Desolada, sino que serás llamada `Mi deleite esta en ella´, y tu tierra, `Desposada´. Porque el amor de Jehová esta en ti, y tu tierra será desposada" (Isaías 62:4). 

 

“Deseo servir a Dios como misionera (deseo que mi marido comparte), y seguir llevando alivio a muchos niños que viven con problemas que les superan. Para mí la Casa Hogar es una muestra del amor de Dios hacia los niños y una bendición para cada uno de los que hemos vivido en ella. Doy gracias a Dios por abrir esta Casa Hogar en Huaraz.

 

“He vivido y creo, con firmeza y de corazón, que Dios obra y bendice a través de la Casa Hogar. Aún queda mucho por hacer.  Hay muchos niños esperando ver una luz de esperanza en medio de su infierno particular”.

 

En Julio de este año, la presidenta de Turmanyé, Elizabeth Stunt informó sobre la situación económica  de la Casa-Hogar. Sólo para cubrir las necesidades básicas (ropa comida, agua, luz...)  se necesitan 2732€/mensuales.  Desde AS formamos El GRUPO 137, que consiste que  137 padrinos aporten  20 €/ mensuales regularmente.

 

 

                                         137 x 20€/mensual = 2.732€

 

 

También puedes unirte con  5€-10€-15€...

 

Muchos ya se han unido al reto, sólo faltas !TÚ¡ 

 

Clica en la imagen y forma parte de los 

 Recuerda que Juntos podemos hacer posible la continuidad de la Casa-Hogar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

1/1
  • Wix Facebook page
  • Icono social de YouTube
  • Icono social Instagram

Recibe noticias de los proyectos

Contacta con nosotros

 

Oficina: C/Santa Otilia, 27-29, ESC. A. Local. 08032. Barcelona.

Horario de atención:  lunes a viernes de 9h-17h

Teléf: 93 420 80 72 / 620 070 833

comunicacion@alianzasolidaria.org

www.alianzasolidaria.org 

Entidades colaboradoras

Síguenos 

Obra Social de la